1- ¿En qué consiste exactamente?
La toxina se administra en su dosis adecuada mediante inyecciones practicadas con agujas muy finas a nivel intramuscular o subcutáneo, logrando una relajación del músculo donde se inyecta.

2- ¿En que zonas se administra?
En la zona del músculo frontal, el entrecejo y la zona peri-orbitaria, comúnmente conocida como patas de gallo.

3- ¿Su aplicación es dolorosa?
Únicamente se percibe una leve molestia que dura muy pocos segundos.

4- ¿En qué momento se aprecian sus efectos?
De media a los 3-4 días tras su aplicación.

5- ¿Qué duración tiene su efecto?
Entre 4 y 6 meses, aunque su efecto va desapareciendo gradualmente.

6- ¿Qué efectos secundarios tiene asociados?
Pueden generarse pequeños hematomas en la zona en la que se ha practicado la inyección. La alergia al producto es muy rara, aunque hay que tener precaución en alérgicos al huevo.

7- ¿A qué edad es más recomendable su administración?
Los años no tienen por qué marcar el inicio de un tratamiento como el bótox sino más bien las necesidades de cada uno. Además la toxina botulínica también puede utilizarse con fines preventivos.

8- ¿Si se deja de aplicar, revertirán los efectos y saldrán más arrugas y más rápido?
Nunca aparecerán más arrugas por dejar de ponerlo.

9- ¿Existe un límite máximo de sesiones?
No, lo ideal es 2-3 sesiones al año.

10- ¿Qué cuidados hay que realizar tras la aplicación?
Se recomienda mantener la cabeza erguida y no tumbarse durante las 4 horas posteriores. No hacer ejercicio el día del tratamiento y no tocarse los puntos de inyección son otras recomendaciones a tener en cuenta.

×

Hola!

Somos Clínica Blife que desea?

× ¿Deseas más información?