¿Notas que al sonreír enseñas más cantidad de encía de lo que te gustaría? Si tu respuesta es sí posiblemente tengas una sonrisa gingival. Aunque es un rasgo facial muy común, hay personas acomplejadas que incluso evitan sonreír para no mostrarlo. Si tu sonrisa es un problema para ti, no te preocupes, hay solución.

El principal motivo por el que se produce una sonrisa gingival es que el labio superior es más corto de lo normal, por lo que tiende a desplazarse hacia arriba exponiendo en exceso la encía.

¿Cómo solucionar una sonrisa gingival?

Mediante la aplicación de toxina botulínica conseguimos relajar los músculos encargados de la retracción del labio superior que se produce cuando sonríes. Así logramos que la encía quede mucho menos expuesta y por tanto la sonrisa gingival desaparezca.

Es una técnica muy sencilla, rápida y segura que ofrece unos resultados excelentes. Lucirás una sonrisa natural sin necesidad de pasar por un quirófano!

¿Cómo es el tratamiento en Blife?

La aplicación de este tratamiento no dura más de 20-30 minutos y te recuperarás de forma inmediata. Empezarás a ver los resultados óptimos a los 2 o 3 días y deberás acudir a revisión a los 15 días. Su duración es de unos 6 meses, por lo que te recomendamos algún retoque pasado ese tiempo.

Si no te sientes bien con tu sonrisa y quieres ponerle remedio, en Blife te ayudamos a solucionarlo. Nuestros doctores analizarán tu caso y te ofrecerán la mejor opción para corregir el problema.

×

Hola!

Somos Clínica Blife que desea?

× ¿Deseas más información?