Los tratamientos estéticos con láser son una de las opciones más demandadas por las personas que quieren mejorar el aspecto de su piel, eliminar manchas, arrugas, cicatrices, rojeces, poros dilatados o venitas. Estos tratamientos ofrecen resultados visibles y duraderos, sin necesidad de cirugía ni de largos periodos de recuperación.

En la clínica estética Blife contamos con distintos tratamientos láser de última generación que se adaptan a las necesidades y características de cada paciente. A continuación te explicamos en qué consisten, cómo se aplican y cuánto duran sus efectos.

Láser Génesis: acaba con las marcas y líneas de expresión

El láser Génesis es un sistema innovador diseñado para abordar diversos problemas estéticos de la piel mediante un enfoque no invasivo y sin efectos secundarios. Este láser emite una luz infrarroja que penetra en la capa profunda de la piel, conocida como dermis, estimulando la producción de colágeno y elastina. Estas fibras son responsables de mantener la firmeza y elasticidad de la piel.

El tratamiento actúa sobre los signos del envejecimiento cutáneo, como arrugas finas, líneas de expresión, flacidez y pérdida de luminosidad. También es efectivo para abordar otros problemas estéticos como cicatrices del acné, poros dilatados y tono irregular de la piel, mejorando su textura y tono en general. Puede ser utilizado en todo tipo de pieles en áreas como la cara, cuello, escote y tronco superior (espalda). Además, es especialmente efectivo para tratar el área de las ojeras.

Se aplica mediante un cabezal que se desliza sobre la zona a tratar, sin necesidad de gel ni contacto directo con la piel. Durante el procedimiento, el paciente puede experimentar una sensación suave y relajante de calor, pero el tratamiento no es doloroso ni requiere anestesia. La duración de cada sesión oscila entre 20 y 30 minutos, dependiendo del tamaño y el área a tratar.

Láser Titan: eficaz contra la flacidez

El láser Titan es un sistema que ofrece un tratamiento seguro y no quirúrgico para combatir la flacidez de la piel. Mediante el uso de energía infrarroja, este láser penetra en las capas más profundas de la piel, estimulando la producción de colágeno y elastina. Estas fibras son fundamentales para mantener la elasticidad y firmeza de la piel, y se activan a través de microlesiones en la dermis profunda.

Este tratamiento es especialmente eficaz en el tercio medio e inferior del rostro, abordando específicamente las áreas de descolgamiento facial, mentón y cuello. También se puede utilizar en el abdomen, brazos y muslos, donde ha demostrado excelentes resultados contra la flacidez característica de estas zonas.

La aplicación del láser Titan se realiza utilizando un cabezal que se desliza sobre la zona a tratar, después de aplicar un gel conductor para proteger la piel. Durante el procedimiento, el paciente puede experimentar una sensación de calor intenso pero tolerable. Sin embargo, el tratamiento no es doloroso y no requiere anestesia. La duración de cada sesión varía entre 30 y 60 minutos, dependiendo del tamaño y la cantidad de áreas a tratar.

Limelight: tu arma secreta contra las manchas

El tratamiento con láser Cutera Limelight es una opción efectiva para eliminar las manchas y mejorar la apariencia de la piel. Utilizando tecnología de luz pulsada intensa (IPL, por sus siglas en inglés), este procedimiento es no invasivo y brinda resultados significativos en la reducción de manchas, manchas solares, enrojecimiento y pequeñas venas en la piel. 

El láser emite pulsos de luz con diferentes longitudes de onda, dirigidos a las capas más profundas de la piel. Estos pulsos de luz son absorbidos selectivamente por las células pigmentadas, lo que provoca su fragmentación y eliminación gradual. Además, estimula la producción de colágeno, lo que mejora la textura y la apariencia general de la piel.

El tratamiento se realiza en sesiones que duran aproximadamente de 20 a 30 minutos, dependiendo de las áreas a tratar. Antes del procedimiento, se aplica un gel frío en la piel para maximizar la comodidad del paciente durante la sesión. Durante el tratamiento, es posible sentir una leve sensación de calor o un ligero pinchazo, pero en general es tolerable y no se requiere anestesia.

Es importante tener en cuenta que la duración de los resultados puede variar según el tipo de manchas y la exposición solar posterior al tratamiento. Para mantener los resultados a largo plazo, se recomienda seguir una rutina de cuidado de la piel que incluya el uso de protector solar y evitar la exposición excesiva al sol.

Láser Pearl Fractional: rejuvenecimiento facial

El tratamiento láser Cutera Pearl Fractional es una opción innovadora y efectiva para el rejuvenecimiento facial. Se basa en la tecnología láser de ablación fraccional, que combina la precisión de un láser con los beneficios de la ablación fraccional para mejorar la textura de la piel, reducir las arrugas y las líneas finas, y estimular la producción de colágeno.

Se utiliza un láser de erbium fraccionado que emite pulsos de energía láser microscópicos en forma de columnas estrechas en la piel. Estas columnas de láser crean microlesiones controladas en la piel, eliminando las capas superiores dañadas y estimulando la regeneración de tejido fresco y saludable.

El tratamiento se realiza en la clínica por un profesional médico especializado. Antes de empezar, se aplica una crema anestésica tópica para minimizar cualquier molestia durante el procedimiento. El láser se aplica sobre la piel en forma de patrones fraccionados, dejando áreas de piel sana entre las microlesiones. Esto permite una recuperación más rápida y una menor incomodidad postoperatoria.

Láser Nd:YAG: elimina las lesiones vasculares

El tratamiento láser Cutera es una opción avanzada y eficaz para tratar lesiones vasculares en la piel. Utilizando la tecnología láser de Nd:YAG, este procedimiento específico se centra en el tratamiento de venas varicosas, arañas vasculares y otras lesiones vasculares no deseadas.

El láser emite pulsos de luz láser de alta energía con una longitud de onda específica que es absorbida selectivamente por las células de sangre. Esta absorción de energía provoca la coagulación de los vasos sanguíneos no deseados, lo que lleva a su posterior eliminación y desaparición gradual.

Durante el procedimiento, el técnico especialista aplica el láser de manera precisa sobre las lesiones vasculares. La energía del láser se dirige hacia los vasos sanguíneos sin dañar la piel circundante. Se utiliza un sistema de enfriamiento integrado para mantener la comodidad del paciente y minimizar cualquier molestia o sensación de calor durante el tratamiento.

La duración del tratamiento láser Cutera depende del tamaño y la cantidad de lesiones vasculares a tratar. Por lo general, las sesiones son rápidas y pueden durar entre 15 y 30 minutos, dependiendo de la extensión del área tratada y la gravedad de las lesiones.

Los resultados del tratamiento láser Cutera para las lesiones vasculares pueden variar según la severidad y el tipo de lesión, así como la respuesta individual del paciente. Sin embargo, muchos pacientes experimentan una reducción significativa en la apariencia de las venas varicosas, las arañas vasculares y otras lesiones vasculares después de varias sesiones.

Es importante tener en cuenta que los resultados no son inmediatos y pueden requerir tiempo para ser completamente visibles. A medida que los vasos sanguíneos tratados se coagulan y se reabsorben por el cuerpo, la apariencia de las lesiones vasculares mejorará gradualmente. Se recomienda realizar múltiples sesiones, espaciadas adecuadamente, para obtener resultados óptimos y duraderos.

Conclusiones

La duración del tratamiento con láser Cutera varía según el tipo y área tratada y las necesidades específicas de cada paciente. Por lo general, una sesión puede durar entre 30 y 60 minutos. Es posible que se requiera un tiempo de recuperación de algunos días, durante los cuales la piel puede presentar enrojecimiento, hinchazón y descamación. Sin embargo, estos efectos secundarios son temporales y desaparecerán gradualmente.

Los efectos son visibles de manera progresiva a medida que la piel se cura y se regenera. Los pacientes pueden experimentar una mejora notable en la textura de la piel, así como una apariencia general más juvenil y revitalizada. Para obtener resultados óptimos, a menudo se recomiendan varias sesiones espaciadas a lo largo del tiempo.

Es importante tener en cuenta que los resultados pueden variar según las condiciones individuales de cada paciente y el cuidado posterior al tratamiento. Se recomienda seguir las instrucciones de los profesionales, así como la aplicación de una crema hidratante y el uso de un buen protector solar para mantener y prolongar los resultados a largo plazo.

Los tratamientos estéticos con láser Cutera son opciones seguras y eficaces para mejorar el aspecto de tu piel sin cirugía ni riesgos. En la clínica estética Blife te ofrecemos una valoración personalizada y gratuita para determinar qué tipo de láser se adapta mejor a tus necesidades y expectativas. No lo dudes más y pide tu cita hoy mismo.